Reportaje corporativo en Vilaller

“Antes los resfriados se curaban sin pastillas”

De este modo, aseveraban toda la familia que se encarga, con capital privado, de trabajar y mantener el campo donde todo empieza.

Salimos de Zaragoza y nos desplazamos hasta Vilaller, en la comarca de la Alta Ribagorza. Tras una agradable conversación y una manifestada envidia por el entorno en el que residen, nos pusimos manos a la obra mientras nos iban contando un poco acerca de su labor.

Nosotros, ignorantes sobre el tema, no dejábamos de sorprendernos a cada paso que dábamos para grabar un plano y conocer distintas plantas y su aplicación aromática y medicinal. Embriagados el tsunami de fragancias que nos invadía bancal tras bancal terminamos la grabación en tierra y de forma controlada, despegamos el drone para llevar a cabo tomas aéreas de la zona y así obtener una perspectiva global del terreno.

Etnobotánico, culinario y medicinal. Las visitas son aptas para todos los públicos; para ellos, “lo importante es que la gente venga y entienda de donde viene todo; si quieren hacer la visita descalzos es cosa suya”, carcajeaban denotando la atmósfera de salud y buen humor que desprenden.

Más adelante, nos informan de que conforme el proyecto vaya cogiendo fuerza tienen pensado cubrir la jornada completa con avituallamiento y entretenimiento para los más pequeños. En definitiva, lo que todos entendemos por “pasar un día en el campo en familia” pero con el valor añadido de encontrarte en un sitio único rodeado de los mejores aromas.

¿Te animas?